IAe 33 “Pulqui II”

IAe 33 “Pulqui II”

Se trataba de un caza a reacción construido íntegramente en metal, con flecha positiva de 40º y diedro frontal negativo. La deriva horizontal tenía flecha de 45º, en tanto que la vertical era de 50º. Con esta configuración se pretendía alcanzar una velocidad de 1.000 Km/h impulsado por un turborreactor Rolls Royce “Nene 2”. Su cabina era presurizada, con techo corredizo que podía desprenderse, parabrisas antibala, coraza de seguridad para el piloto, asiento eyectable y piloto automático. El combustible se alojaba en dos partes, 1.250 litros en el fuselaje y 800 en las alas. Estaba equipado con 4 cañones Hispano Mk.V de 20 mm ubicados en la nariz.

El diseño estuvo a cargo del Ingeniero alemán Kurt Tank.

Se construyeron en total cinco prototipos. El primero fue utilizado para ensayos estáticos y el segundo realizó el vuelo inaugural el 16 de junio de 1950 al mando del Capitán Weiss. La presentación oficial se llevó a cabo el 8 de febrero de 1951 en el aeroparque de la Ciudad de Buenos Aires ante la presencia del Presidente Perón y una multitudinaria concurrencia. El programa de producción establecía una primera serie de 10 unidades, para ello se obtuvo la licencia de Rolls Royce que permitía producir localmente las turbinas. Dentro de las instalaciones del Instituto, comenzó la construcción de la “Fábrica de Motores a Reacción” equipada con todo el instrumental necesario incluyendo un laboratorio de calibración y balanceado. Además se enviaron técnicos a capacitarse en el exterior.

Características:

  • Propulsor: Rolls Royce “Nene 2”.
  • Potencia: 2.217 Kg. de empuje
  • Altura: 3.50 mts.
  • Velocidad de crucero: 960 Km/h
  • Velocidad máxima: 1.050 Km/h
  • Envergadura: 10.60 mts.
  • Superficie alar: 25.10 m2.
  • Largo: 11.68 mts.
  • Peso vacío: 3.600 Kg.
  • Peso con carga completa: 5.550 Kg.
  • Autonomía: 2 horas, 20 minutos.
  • Alcance: 2.030 Km.
  • Techo de servicio: 11.600 mts.

Fuente: Leopoldo Frenkel, “Juan Ignacio San Martín, el desarrollo de las industrias aeronáutica y automotriz en la Argentina” / Walter Bonetto, “La industria perdida”.


Productos